El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Fundación Municipal de la Mujer que dirige la concejala Virginia Martín, va a ubicar en la madrugada de Año Nuevo un Punto Violeta en la zona de ocio de la Punta de San Felipe.

 

En la madrugada posterior a la Nochebuena también estuvo uno activo y para la del recibimiento del año 2024 va a estar habilitado entre la 1.30 y las 6,30 horas.

 

Los Puntos Violeta son una importante herramienta para la información, prevención y atención especializada en caso de agresiones en el desarrollo de fiestas, festivales y encuentros multitudinarios.

 

El servicio combina una metodología individual y personalizada para garantizar el anonimato y la confidencialidad junto con una metodología grupal dirigida a sensibilizar a la población sobre la identificación de conductas sexistas en los espacios de diversión.

 

En este Punto Violeta, además de sensibilizar con el stand, también detectará situaciones y puntos de riesgo y tendrá como objetivo atender, acompañar y asesorar a todos los usuarios que lo requieran.

 

De este modo, en el Punto Violeta se prestará atención y asesoramiento en caso de que una una persona presencie una agresión y también para que la víctima de la misma pueda ser atendida en un espacio tranquilo e íntimo. Además, en el caso de agresiones físicas, se activa un protocolo de emergencia en contacto permanente con los cuerpos de seguridad del Estado y con el dispositivo sanitario presente en el evento.

El Ayuntamiento de Cádiz, a través de la Fundación Municipal de la Mujer que dirige la concejala Virginia Martín, va a ubicar en la madrugada de Año Nuevo un Punto Violeta en la zona de ocio de la Punta de San Felipe.

 

En la madrugada posterior a la Nochebuena también estuvo uno activo y para la del recibimiento del año 2024 va a estar habilitado entre la 1.30 y las 6,30 horas.

 

Los Puntos Violeta son una importante herramienta para la información, prevención y atención especializada en caso de agresiones en el desarrollo de fiestas, festivales y encuentros multitudinarios.

 

El servicio combina una metodología individual y personalizada para garantizar el anonimato y la confidencialidad junto con una metodología grupal dirigida a sensibilizar a la población sobre la identificación de conductas sexistas en los espacios de diversión.

 

En este Punto Violeta, además de sensibilizar con el stand, también detectará situaciones y puntos de riesgo y tendrá como objetivo atender, acompañar y asesorar a todos los usuarios que lo requieran.

 

De este modo, en el Punto Violeta se prestará atención y asesoramiento en caso de que una una persona presencie una agresión y también para que la víctima de la misma pueda ser atendida en un espacio tranquilo e íntimo. Además, en el caso de agresiones físicas, se activa un protocolo de emergencia en contacto permanente con los cuerpos de seguridad del Estado y con el dispositivo sanitario presente en el evento.