El RC Celta busca este lunes en Abanca Balaídos (21.00 horas), en el último partido de la decimoquinta jornada de LaLiga EA Sports, una victoria que le permita abandonar las posiciones de descenso, a costa de hundir a un Cádiz que también necesita poner fin a una racha nefasta de resultados. El Cádiz Cf le hace falta una victoria urgente en estadio de Abanca Balaídos para no meterse en lio en la clasificación 

Salvando la cómoda victoria copera ante el Turégano (0-4), los gallegos no vencen desde el pasado 1 de septiembre, cuando lo hicieron ante el Almería. Desde entonces, enlazan diez jornadas sin conocer el éxito -seis derrotas y cuatro empates-.

Así, marchan antepenúltimos y marcan la zona de peligro con ocho puntos, con la salvación a dos unidades. Tres por encima del conjunto celeste se encuentra el cuadro cadista, que tampoco celebra un triunfo exactamente desde el mismo día que los vigueses -y con la excepción de Copa del Real ante el Badalona Futur, donde necesitaron recurrir a los penaltis-.

Ahora, Balaídos espera la primera victoria de los suyos en su campo este curso, todo frente a un rival que no sabe lo que es ganar a domicilio, ya que sus dos triunfos hasta ahora llegaron en el Nuevo Mirandilla.

Rafa Benítez tendrá la única ausencia del lesionado de larga duración Joseph Aidoo, mientras que los de Sergio González llegan con las bajas de Gonzalo Escalante, Luis Hernández y Rominigue Kouamé y las dudas de Iza Carcelén, Fede San Emeterio y Jeremías Ledesma.

El RC Celta busca este lunes en Abanca Balaídos (21.00 horas), en el último partido de la decimoquinta jornada de LaLiga EA Sports, una victoria que le permita abandonar las posiciones de descenso, a costa de hundir a un Cádiz que también necesita poner fin a una racha nefasta de resultados. El Cádiz Cf le hace falta una victoria urgente en estadio de Abanca Balaídos para no meterse en lio en la clasificación 

Salvando la cómoda victoria copera ante el Turégano (0-4), los gallegos no vencen desde el pasado 1 de septiembre, cuando lo hicieron ante el Almería. Desde entonces, enlazan diez jornadas sin conocer el éxito -seis derrotas y cuatro empates-.

Así, marchan antepenúltimos y marcan la zona de peligro con ocho puntos, con la salvación a dos unidades. Tres por encima del conjunto celeste se encuentra el cuadro cadista, que tampoco celebra un triunfo exactamente desde el mismo día que los vigueses -y con la excepción de Copa del Real ante el Badalona Futur, donde necesitaron recurrir a los penaltis-.

Ahora, Balaídos espera la primera victoria de los suyos en su campo este curso, todo frente a un rival que no sabe lo que es ganar a domicilio, ya que sus dos triunfos hasta ahora llegaron en el Nuevo Mirandilla.

Rafa Benítez tendrá la única ausencia del lesionado de larga duración Joseph Aidoo, mientras que los de Sergio González llegan con las bajas de Gonzalo Escalante, Luis Hernández y Rominigue Kouamé y las dudas de Iza Carcelén, Fede San Emeterio y Jeremías Ledesma.