La Guardia Civil de Cádiz está investigando a un menor de 15 años de edad al que sorprendieron conduciendo un turismo, marca BMW, en la localidad de Chiclana de la Frontera con otros cuatro menores como ocupantes del vehículo, que pertenecía a un familiar.

El menor, investigado como autor de un delito contra la seguridad vial, fue interceptado el pasado 25 de junio a las 4,00 horas por la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, que estaba realizando un control y vigilancia preventiva de seguridad ciudadana, en una vía de comunicación del núcleo urbano de Chiclana, según ha informado la Benemérita en una nota.

En el transcurso de dicho control, los guardias civiles pararon a un turismo, marca BMW y modelo 318 TDS, y al observar la corta edad del joven conductor fue requerido para que mostrara su permiso de conducir. Fue entonces cuando se comprobó que esta persona carecía de cualquier tipo de autorización administrativa que le habilitara para conducir.

Ante la ausencia de carnet de conducir, se les pidió los documentos de identidad, que sirvieron para determinar que el conductor era un menor de 15 años, que estaba acompañado de otros cuatro menores de edad como pasajeros.

Fruto de las gestiones practicadas por los agentes para la identificación y localización del titular de vehículo se esclareció que, el mismo, pertenecía a un familiar de avanzada edad con el que se encontraba conviviendo en esos momentos y que el menor actuó sin su consentimiento.

Por estos hechos, los agentes procedieron a la investigación del conductor por un delito contra la seguridad vial. El menor fue acompañado al acuartelamiento de Chiclana de la Frontera para continuación de diligencias, haciéndose cargo del menor y del vehículo un familiar.