Nene Cheza y José Luis Zampaña ‘Zampi’ presentan una nueva comparsa a Cádiz: ‘La resbalaera, una comparsa de toda la vida’.

Se levanta el telón y con las luces apagadas, empieza la presentación de esta comparsa. El tipo lleno de detalles marineros como una red, espinas de pescados, redes de pesca, algas, cañas de pescar y verdín. Se presentan como unos profetas de La Caleta. «Agarrado a mi rosario: mi guitarra y mi comparsa», hacen así del Carnaval su religión.

La primera copla que la comparsa presenta al Falla va dedicado a Cádiz. Es un piropo a la Tacita de Plata y a la playa de La Caleta. Con compás puro «para que a ti te suene a Cádiz», dedican unos versos a Cádiz sin prestar importancia al resultado en el concurso.

El nacimiento de la comparsa recuerda el segundo pasodoble. Da las gracias al creador de la modalidad, Paco Alba. Va nombrando a diferentes agrupaciones famosas de la modalidad como ‘Robots’. Critican a aquellos y aquellas que se creen con autoridad para decir lo que es la comparsa.

En la tanda de cuplés, hacen humor con las agrupaciones que vienen de fuera de Cádiz y con la hipocondría. «Estos son, Cádiz bonito, los milagros infinitos que hacen que yo crea en ti» es el final del estribillo.

En el popurrí, siguen desarrollando el tipo. En una cuarteta, cuentan los milagros que hacen por el pueblo gaditano. Dedican una cuarteta a la barca que tienen de atrezzo: ‘Caletera’. En otra, montan la quilla de una barca rota tras una tormenta.

Se despide esta reconocida comparsa del Gran Teatro Falla.