La Policía Local de Cádiz ha formalizado una denuncia contra una mujer por la ocupación ilegal de una vivienda este martes en la calle Marinero en Tierra, número 3, en la barriada Guillén Moreno. El piso es propiedad de Procasa (Empresa Municipal de la Vivienda) y había quedado libre después de que su inquilina haya pasado a una residencia de mayores.

Las llaves de esta vivienda iban a ser depositadas el lunes en Procasa para entregarlas acto seguido a la primera persona que se encuentra en el Registro Municipal de Demandantes de Viviendas. En este caso se trata de una familia que tiene el máximo de puntuación posible para el registro, es decir, 18 puntos, por su situación de vulnerabilidad.

La vivienda que ha sido ocupada ilegalmente iba a ser destinada a una mujer que es víctima de violencia de género, con cuatro hijos, con una discapacidad dentro de la unidad familiar y que está recibiendo ayuda de los servicios sociales municipales.

Debido a la ocupación ilegal de la vivienda que se ha producido, esta familia tendrá que esperar a que se quede libre otro piso municipal.

La ocupación se ha producido en la mañana de este martes. La persona vivía con sus dos hijos en una casa contigua a la ocupada con su madre. Al conocer que la vivienda quedaba libre, ha entrado en la misma antes de que entrara otro inquilino de Procasa.

La Policía Local ha acudido al lugar y tras la negativa de la mujer de salir de la casa, ha puesto una denuncia por ocupación ilegal de vivienda que pasará al juzgado para que se inicie un procedimiento ordinario de desalojo. No obstante, desde la Delegación Municipal de Servicios Sociales se van a interesar por la situación de esta familia y por los menores a su cargo.