La comparsa de la cantera vuelve al Falla en este COAC 2024 con su proyecto que se llama ‘Y seguimos cantando’.

La comparsa de la cantera, ‘Y seguimos cantando’, se presenta sobre las tablas del Gran Teatro Falla. El público no cesa de aplaudir y animar a los componentes. En la presentación, dicen que cantan mientras Cádiz «se está desangrando» con la masificación del turismo, entre otras cosas. Tratan a la ciudad como una feria en la que los ciudadanos divierten y están sonrientes siempre.

La primera copla empieza haciendo un recorrido por la historia de Andalucía y nos cuentan los orígenes del flamenco. Hacen un homenaje al género y a diferentes artistas como Paco de Lucía, Camarón o La Paquera. Así, critican que Isabel Díaz Ayuso se haya apropiado del flamenco queriendo nombrar a Madrid capital del flamenco. Reivindican que en Andalucía se ha cuidado a los flamencos toda la vida: «su capital en Andalucía».

El segundo pasodoble empieza contando la historia de una pareja que ha decidido no casarse por la Iglesia. Rechaza la doble moral de la Iglesia y la exclusión social: «¿qué sabrán ellos de amor y de amar?». Acusan a la Iglesia de franquista, machista y homófoba y de callar ante las agresiones sexuales. Declaran que la única bendición que necesitan es la de «mi Nazareno».

Para cantar la tanda de cuplés, los comparsistas se montan en la montaña rusa. El primero critican el teletrabajo de los funcionarios y el segundo cuenta la conversación con un amigo muy pesado. «Otra vez quiero montarme», es el final del estribillo dedicado a Cádiz.

En el popurrí, empiezan con una cuarteta en la que nos describen todos los puestos y normas de la feria en la que trabajan: siempre sonrientes para cuando lleguen los visitantes. Indican que los gaditanos tienen que sonreír siempre a pesar de las tragedias y las «cadenas» para divertir al turista. Dedican una cuarteta a Cádiz, a la que le cantan desde una barca caletera.

Se despide esta comparsa del Gran Teatro Falla llevándose consigo un gran aplauso.