101tv Cádiz

‘Y seguimos cantando’, la comparsa de la cantera, apuesta fuerte con sus pasodobles para luchar por la final del viernes 9 de febrero.

La comparsa de la cantera, ‘Y seguimos cantando’, se presenta sobre las tablas del Gran Teatro Falla. El público no cesa de aplaudir y animar a los componentes. En la presentación, dicen que cantan mientras Cádiz «se está desangrando» con la masificación del turismo, entre otras cosas. Tratan a la ciudad como una feria en la que los ciudadanos divierten y están sonrientes siempre.

El primer pasodoble describe a una persona que tiene una ideología conservadora, que aspiraba a ser policía y que es el favorito de los bancos. Acaban revelando que la crítica no va orientada a ningún okupa, sino al Gobierno central que no garantiza vivienda digna para todos los españoles y a las empresas ‘desokupa’.

La segunda letra critica a aquellas personas que vienen a Cádiz por moda y que «no entiende mucho a los que cantan en Carnaval». Critican el postureo de publicar fotos de Cádiz y la Caleta sin entender qué significa este rincón para los poetas de Carnaval.

Para la tanda de cuplés, se suben a la montaña rusa habitual. El primero critica con humor las largas listas de espera en la Sanidad pública andaluza. El segundo comenta la inflación de los productos de alimentación y el precio de las bolsas de plástico. «Otra vez quiero montarme», es el final del estribillo dedicado a Cádiz.

En el popurrí, empiezan con una cuarteta en la que nos describen todos los puestos y normas de la feria en la que trabajan: siempre sonrientes para cuando lleguen los visitantes. Indican que los gaditanos tienen que sonreír siempre a pesar de las tragedias y las «cadenas» para divertir al turista. Dedican una cuarteta a Cádiz, a la que le cantan desde una barca caletera.

El público despide en pie a esta agrupación.