Efectivos de la Policía Local de Chiclana (Cádiz) han intervenido un total de 102 kilogramos de pepinos de mar al conductor de un turismo que los transportaba en el maletero de su vehículo y que los había capturado previamente de forma ilícita en aguas de la capital gaditana.

Los hechos tuvieron lugar en la tarde del pasado jueves, durante la realización de un control preventivo de personas y vehículos en la zona del Pago del Humo, en Chiclana, ha explicado el Ayuntamiento chiclanero en una nota.

El conductor, que fue denunciado además por otras cuestiones relacionadas con el tráfico, ha sido propuesto para sanción por incumplir lo dispuesto en la Ley 1/2002, de 4 de abril, de ordenación, fomento y control de la Pesca Marítima, el Marisqueo y la Acuicultura Marina, penado con una multa de hasta 60.000 euros.

Aunque el pepino de mar no está protegido, su extracción masiva para su comercialización si lo está, por lo que tras el llevar a cabo el pesaje de las capturas en un establecimiento de venta de productos relacionados con los animales, se procedió a devolver a su medio natural a las holoturias.

El control se puso en marcha para impedir que en las vías públicas se porten ilegalmente armas, sustancias peligrosas u otros instrumentos que generen un riesgo potencialmente grave para las personas, susceptibles de ser utilizados para la comisión de un delito o alterar la seguridad ciudadana.