Los servicio de emergencia y el cuerpo de Bomberos de Cádiz, tuvieron que actuar en esta noche de domingo en un edificio de la calle Chile del casco histórico de la ciudad a causa de un pequeño incendio que se localizó en un bajo del portal 2-4. Incendio en una vivienda del casco antiguo de CádizBomberos de Cádiz, tuvieron que actuar en esta noche de domingo en un edificio de la calle Chile del casco histórico de la ciudad.

Optaron por desalojar las viviendas de la finca ante la intensa humareda que salía por las ventanas y por la escalera del edificio, el origen del fuego pudo estar en una vela encendida que se había caído, lo que provocó el incendio.

 

Agentes de la Policía Local y dos vehículos de Bomberos se presentaron de inmediato en el lugar para actuar directamente en el origen del fuego, de manera que lograron hacerse pronto con la situación, aunque tardaron algo más en lograr desalojar la vivienda del humo negro que quedó tras el incendio.

Entre los vecinos de los pisos colindantes había varios menores y muchas familias que optaron, por seguridad, salir de sus viviendas hasta no saber realmente el alcance del fuego, que, al parecer, finalmente tan sólo afectó a una de las habitaciones de la vivienda en la que se originó.

No hubo que lamentar heridos ni evacuados a pesar de la intensa humareda negra que fue, junto al olor a quemado, lo que alertó a los vecinos de los que estaba ocurriendo.

Los servicio de emergencia y el cuerpo de Bomberos de Cádiz, tuvieron que actuar en esta noche de domingo en un edificio de la calle Chile del casco histórico de la ciudad a causa de un pequeño incendio que se localizó en un bajo del portal 2-4.

Optaron por desalojar las viviendas de la finca ante la intensa humareda que salía por las ventanas y por la escalera del edificio, el origen del fuego pudo estar en una vela encendida que se había caído, lo que provocó el incendio. 

 

Agentes de la Policía Local y dos vehículos de Bomberos se presentaron de inmediato en el lugar para actuar directamente en el origen del fuego, de manera que lograron hacerse pronto con la situación, aunque tardaron algo más en lograr desalojar la vivienda del humo negro que quedó tras el incendio.

Entre los vecinos de los pisos colindantes había varios menores y muchas familias que optaron, por seguridad, salir de sus viviendas hasta no saber realmente el alcance del fuego, que, al parecer, finalmente tan sólo afectó a una de las habitaciones de la vivienda en la que se originó.

No hubo que lamentar heridos ni evacuados a pesar de la intensa humareda negra que fue, junto al olor a quemado, lo que alertó a los vecinos de los que estaba ocurriendo.