Huelva es la provincia elegida para dar el pistoletazo de salida a este Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz que este año presenta, entre otras agrupaciones, el coro ‘La rendición de los Bribones’.

Se levanta el telón del Gran Teatro Falla y sale un grupo de abejas con muchas ganas de romper con lo establecido y crear un nuevo mundo. “¡Es hora de la rendición!”, cantan a pleno pulmón con el puño en alto los coristas de Manuel Fernández y Manuel Alvarado.

Entre presentación y primer pasodoble, el público del Falla, con muchas ganas de pasarlo bien, anima a la agrupación con la canción de La Abeja Maya.

El primer tango narra la historia de un adolescente y su primer amor. El amor, en este caso, no se trata de una persona sino de Cádiz.

El segundo es una denuncia sobre cómo el machismo impide a las niñas elegir con libertad en su infancia. Destacan que no pueden jugar al fútbol porque eso no es para ellas. El tango termina con la reciente victoria de la Selección Femenina de Fútbol en el Mundial de Fútbol de 2023: “hoy gracias a La Roja, soy campeona del mundo entero”.

La tanda de cuplés cuenta la discusión de unos hermanos por una herencia y comenta el temporal de viento y lluvia en Huelva de hace unos meses.

En el estribillo cuentan la estructura de la colmena en la que viven: “somos abejas con poderío que por carnavales pegan zumbidos”.

El popurrí empieza reivindicando un nuevo sistema con ritmos latinos: “a mí no me gobierna nadie”. Las siguientes cuartetas también son una denuncia del patriarcado y un canto reivindicativo. En otra cuarteta, van nombrando y elogiando las tradiciones culturales de Andalucía mientras dos componentes bailan flamenco.