La comparsa de Germán Rendón, ‘Donde fuimos felices’, vuelve a presentarse sobre las tablas del Falla para hacer frente al pase de semifinales.

Con una puesta en escena llena de engranajes, escaleras, puertas, cadenas y trapos que cuelgan de cuerdas, se presenta la comparsa. ‘Donde fuimos felices’ de Germán Rendón representa la salud mental. En la presentación, añoran los momentos felices a los que quieren volver.

«Hemos quedado en la plaza los cuatro amigos de siempre», así empieza el primer pasodoble. Cuentan las historias personales de estos cuatro amigos. Todos viven fuera de Cádiz y vienen de vez en cuando a Cádiz. Así, critican que los gaditanos tengan que irse a otras ciudades por falta de oportunidades. «Gaditano de los que echaron», así concluyen.

El segundo pasodoble tiene como tema principal el suicidio. Dicen que es un tabú y expresan los sentimientos de la víctima como su familia. Piden que la sociedad preste más atención a las señales y que se invierta más en profesionales de la Sanidad para prevenirlo.

En la tanda de cuplés, comentan con humor la gestación subrogada y la moda de comprar en Internet. «Voy regando tu cabeza con estribillos de Carnaval» es el final del estribillo.

En el popurrí, siguen desarrollando el tipo y dedican una primera cuarteta a la salud mental. También comentan otros temas como la búsqueda de aceptación en las redes sociales o el tira y afloja del corazón con la cabeza. Con sombras chinescas, hacen un recorrido por los recuerdos de su infancia: los primeros carnavales, los partidos en el Estadio Nuevo Mirandilla…

La comparsa de Germán Rendón, ‘Donde fuimos felices’, se despide del Gran Teatro Falla.