El Rey ha definido como servidores públicos ejemplares a los dos guardias civiles «asesinados en acto de servicio contra el narcotráfico» el sábado en Barbate (Cádiz).

Lo ha dicho este martes durante su discurso en la entrega de despachos a los jueces de la LXXII Promoción de la Carrera Judicial, que ha presidido en Barcelona.

Felipe VI ha dedicado un recuerdo a los fallecidos al hacer referencia a que «la sociedad debe ser plenamente consciente» de la aportación de los jueces en particular y de los servidores públicos en general.

APOYO A FAMILIAS, HERIDOS, COMPAÑEROS Y MANDOS
«Recordemos a Miguel Ángel González Gómez y a David Pérez Carracedo –por cierto, nacido aquí, en Barcelona–, los dos guardias civiles asesinados», ha dicho.

«Desde aquí quiero transmitir toda nuestra solidaridad a sus familiares, a sus compañeros y mandos, así como también desear que sus compañeros heridos se recuperen pronto», ha añadido.

Además, ha calificado de imprescindible el papel de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (FCS) del Estado en la protección de la convivencia democrática en paz y en libertad, y en la protección del Estado de Derecho.

«Siempre contaréis por ello con mi reconocimiento y respeto, con el apoyo de la Corona y, sobre todo, con la gratitud de todos los españoles», ha añadido en alusión a los servidores públicos como las FCS y los jueces.