El Ayuntamiento de El Puerto de Santa María (Cádiz), a través de sus concejales de Gran Ciudad, Función Pública y Organización Municipal, Javier Bello y de Gestión Urbanística y Patrimonio, Leonor Caballero, ha anunciado las inminentes medidas a adoptar con respecto al estado de la estructura del Hospital de San Juan de Dios, donde se acometerá con urgencia las obras de reforma del forjado. El Puerto acometerá las obras de la Capilla de San Juan de Dios

En una nota, ha señalado que según el informe emitido por la Arquitecta Municipal del Servicio de Infraestructura y Edificación del Ayuntamiento, han comunicado a la Hermandad de Los Afligidos que debían desalojar el edificio, restringiendo totalmente el acceso al mismo hasta que no se adoptasen las medidas oportunas para asegurar su estabilidad del edificio y garantizar de este modo la seguridad de los usuarios.

En este sentido, ha indicado que el informe señala que «con fecha 6 de noviembre se recibe por parte de la empresa Labrum el estudio de Patologías del Hospital San Juan de Dios, en el que se pone de manifiesto la peligrosidad del forjado del altar de la Iglesia por laminaciones de importantes de viguetas que provocan fisuras en los muros, con el consecuente riesgo de desplome inminente».

Leonor Caballero ha indicado que «la evolución de la patología parece responder a la alta pérdida de sección de los elementos estructurales del forjado, perdiendo por completo su capacidad portante y resistiendo en la actualidad por pura inercia».

Así, ha explicado que «todo esto provoca que exista un grave riesgo de colapso estructural que puede inducir el desplome de dicho forjado arrastrando consigo la estructura completa de dicha capilla» y ha señalado que «no es posible establecer el momento exacto en que se producirá el colapso estructural y con ello la ruina del edificio, pero es seguro que esta situación se producirá si no se ejecutan de forma inmediata las obras de estabilización».

«Por lo tanto, nos encontramos en una situación de grave peligro para la estabilidad del inmueble de alto valor arquitectónico, cuya ruina tendría un alto coste económico y patrimonial», ha añadido.

Tras este diagnóstico, Bello ha informado que «procedería la aplicación del artículo 120 de la Ley de Contratos del Sector Público (LCSP) ya que administrativamente no se dispone del tiempo necesario para llevar a cabo una tramitación a través de un contrato ordinario debido a la urgencia que provoca la gravedad del asunto».

Por tanto, y dado el carácter de urgencia para realizar obras de emergencia a causa de situaciones que suponen un grave peligro objetivo, como es el caso, el Pleno de la Corporación podrá ordenar la directa ejecución y simultáneamente, se autorizará el libramiento de los fondos precisos para hacer frente a los gastos con el carácter de justificar, sin perjuicio de instruir el oportuno expediente de modificación de créditos, cuando fuere necesario, según ha explicado.

Así, Bello ha señalado que «se aprueba la tramitación de emergencia del contrato de obras de colocación de cimbra y de estabilizador exterior para la Capilla de San Juan de Dios para la consolidación de la estructura con un coste de 49.277 euros de acuerdo con el Presupuesto redactado por la Arquitecta Municipal del Servicio de Infraestructura y Edificación».

EL concejal ha añadido que lo más destacado y tranquilizador para la Hermandad de Afligidos «es que el plazo de ejecución de las obras será de dos semanas, aproximadamente, contados a partir del acta de replanteo, debiendo presentar en la Oficina Técnica Municipal el Plan de Seguridad y Salud correspondiente, para que la Hermandad pueda regresar a su sede con toda seguridad y a la mayor brevedad posible».