Las obras de sustitución de vigas en el vano 30 del Puente José León de Carranza, que da acceso a la ciudad de Cádiz por la CA-36, supondrán el corte total de esta vía desde el próximo domingo 17 de marzo a las 21,00 horas. La afectación al tráfico en ambos sentidos durará unos cuatro meses, siempre y cuando las circunstancias de obra lo permitan, como ha informado el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible en una nota.

La obra en su totalidad cuenta con un presupuesto vigente de 3,16 millones de euros (IVA incluido).

Para asegurar la fluidez del tráfico durante dicha afectación se habilitarán itinerarios alternativos debidamente señalizados tanto para entrar como para salir de la capital gaditana.

En concreto, el tráfico procedente de la autopista AP-4 en dirección a Cádiz y de la CA-32 –desde Puerto Real– accederán a la CA-35 y se mantendrá en esa carretera para acceder a la capital gaditana por el Puente de la Constitución de 1812, también llamado ‘La Pepa’ (Cádiz Norte).

El procedente de la A-4, que discurre desde Jerez, podrá acceder a Cádiz Norte por el itinerario anterior o a Cádiz Sur por San Fernando y la carretera CA-33, donde a su llegada a la ciudad de Cádiz será reconducido por las calles y avenidas debidamente señalizadas. De este mismo modo, quien llegue a Cádiz desde San Fernando no podrá acceder al Puente Carranza y también será reconducido a través de la ciudad.

El tráfico de la CA-35 (Cádiz Norte) que desee acceder al Muelle de la Cabezuela, a la Barriada del Río San Pedro de Puerto Real y al Polígono Industrial de El Trocadero lo seguirá haciendo desde la misma salida que hasta ahora (salida 2), y también se permitirá el acceso desde aquí al Puente de la Constitución de 1812 desde la glorieta de la Cabezuela.

Por otro lado, el tráfico que salga de la ciudad de Cádiz deberá hacerlo por el Puente de ‘La Pepa’, y cualquier tráfico que acceda a la CA-36 entre los kilómetros 5,7 y 4,4 será desviado en la salida de Zona Franca y dirigido por las calles y avenidas señalizadas en la ciudad, para terminar en la CA-35 por el segundo puente.

Además, la calle de Puerto Elcano en la ciudad de Cádiz, que da acceso al Club Náutico Elcano será en parte ocupada por las instalaciones de obra, siendo eliminada una parte de los aparcamientos existentes mientras duren los trabajos y habilitándose un acceso restringido para autobuses que presten servicio en el Club Náutico, con un itinerario de maniobra específico.

CARACTERÍSTICAS DE LOS TRABAJOS
Durante las afectaciones se llevarán a cabo actuaciones previas y preparatorias como la limitación de tonelaje en el citado puente con la implantación de cartelería y señales circunstanciales, complementando la señalización existente colocada desde el COEX.

También se prepararán los accesos para los medios auxiliares y maquinaria, incluyendo la ampliación de la plataforma de la carretera CA-36 en el estribo de Cádiz del puente, la ejecución de accesos a muros en vuelta de estribo, montaje de andamiaje para acceso a frontal de estribo y cargadero de pila 27, y cerramiento de toda la zona de obra, incluyendo la ocupación temporal de parte de la calle Puerto Elcano de Cádiz.

Habrá desvíos temporales y restituciones de servicios afectados propios –tubería de agua y suministro de alta tensión al tramo móvil–, y los de la DGT del Ministerio del Interior.

Se señalizarán las obras que supondrán el corte total de la CA-36, entre los puntos kilométricos 0+200 y 4+250, incluyendo elementos de refuerzo de iluminación en los desvíos y elementos de defensa para impedir la caída de vehículos al mar una vez se encuentre desmantelado el vano 30, así como la vigilancia permanente del corte total y el control de accesos durante los cuatro meses que está previsto que duren los trabajos de obra hasta completar el nuevo vano.

En la obra se prevé la demolición y el desmantelamiento en el vano 30, con cortes de tablero y riostras para independizar las vigas, recalzando las mismas para evitar su vuelco, así como la movilización e implantación de grúa de celosía sobre cadenas de 600 Toneladas de capacidad y 78 metros de pluma, con balancín de celosía fabricado «ad hoc» para separación de bragas hasta 26 metros, así como de grúa hidráulica de 60 Toneladas para la gestión de los contrapesos, con disponibilidad de estos medios de elevación durante los cuatro meses que está previsto que duren los trabajos hasta restituir el vano 30, todo para manipular vigas de 44 metros de longitud y 120 toneladas de peso, a retirar únicamente desde el estribo de Cádiz, por no soportar el vano colindante la carga de una grúa de apoyo a la maniobra.

También se llevarán a cabo las preparaciones de las vigas a desmantelar para su estrobaje y posterior izado, la demolición de las vigas retiradas y transporte de restos al vertedero autorizado, las reparaciones superficiales en pilas y estribos, previa pasivación de las armaduras vistas, para la recuperación de recubrimientos y aristas y la colocación de aparatos de apoyo una vez estén finalizadas las reparaciones de las zonas de afección de las vigas.

Para la ejecución del nuevo tablero en vano 30, se llevará a cabo la prefabricación, transporte y colocación de vigas de 2,20 metros de canto y 44 metros de luz, con los medios de elevación empleados para la retirada de las existentes.

Se colocarán prelosas y se hará el montaje de armadura y vertido de hormigón para la conformación de la losa de compresión que materializará el tablero. Además, de la realización de prueba de carga y la impermeabilización del tablero.

Entre las reposiciones y actuaciones complementarias, se hará la restitución de pretil y barandilla en vano 30, la restitución de capa de rodadura y juntas de dilatación en vano 30, la restitución de instalaciones de iluminación en vano 30 y la retirada de protecciones y materiales para la ampliación de la carretera CA-36 en el estribo de Cádiz, así como las restituciones de señalización y defensas.

En el puente Carranza  pasan a diario una media de 12.000 vehículos y alrededor de un millar de autobuses. El Gobierno central, a través de la Demarcación de Carreteras, trabaja ya en el operativo para minimizar los efectos de las obras en el José León de Carranza junto al Ayuntamiento y al Consorcio de Transportes. Todo ello con una inversión que se estima en 3 millones de euros y que, a priori, estarían al margen de ese plan de obras diseñado en 2018 que fijaba un presupuesto de 15 millones para dejar el puente en las mejores condiciones.

El puente data de 1.969, cuenta con deficiencias importantes en sus pilares que requieren ahora de una obra de gran calado.

Los trabajos podrían comenzar esta misma semana, y obligarán al uso de vías alternativas para acceder a Cádiz por  el Puente de la Constitución de 1812 o la autovía de San Fernando.