Days
Hours
Minutes

El coro ‘El paraíso’ se presenta sobre las tablas del Falla para hacer frente al pase de cuartos de final.

El coro de Luis Rivero, tal y como se le conoce popularmente, sale a escena para empezar la segunda parte de la noche. La presentación empieza con mucho humo. Los componentes van disfrazados de diferentes animales que habitan en el mar: pulpos, mojarras, morenas, camarones y erizos. En la presentación, explican la propuesta que va dedicada al mar y la costas gaditanas, en especial, a La Caleta.

El primer tango denuncia la precaria situación del Sistema Andaluz de Salud con «contratos lamentables» y cómo el sector privado se aprovecha de la situación. Le increpan a Juanma Moreno que se preocupa más por la amnistía que por las cuestiones de «su tierra».

En la segunda copla, el coro critican la educación que algunos padres y madres dan a sus hijos e hijas. Denuncian que critican a otras personas delante de ellos, buscan excusas, gritan, insultan o nunca aceptan unas disculpas. «Porque a los hijos se les educa con el ejemplo», sentencian al final.

En los cuplés, el coro comenta con humor las declaraciones de Isabel Díaz Ayuso («me gusta la fruta») y la chirigota de El Bizcocho. «Cádiz es tan marinera desde el día en que se hizo, que esconde en La Caleta, su paraíso, su paraíso», es el final del estribillo.

En el popurrí, siguen con el concepto del tipo: el paraíso que es el mar. Cambian posiciones e incluyen instrumentos no tradicionales durante prácticamente todas las cuartetas para dar dinamismo a la actuación. Dedican una cuarteta a autores que se inspiran en la playa de La Caleta como Paco Alba, Manolito Santander, Enrique Villegas o Antonio Martín.

Se despiden estos animales acuáticos del Falla y el público responde con un gran aplauso.