El monumento de las Tres Marinas existente junto al parque Almirante Laulhé empezará a funcionar como una rotonda en 2024 para agilizar el tráfico en la zona. El monumento de las Tres Marinas de la Isla será una rotonda 

Así lo ha anunciado el Ayuntamiento de San Fernando a través de un comunicado en el que explica que la actuación se lleva a cabo para «mejorar la movilidad, reducir el impacto contaminante del tráfico rodado y embellecer una de las zonas más transitadas de la ciudad». El monumento de las Tres Marinas de la Isla será una rotonda 

El Consistorio afirma que tras las fiestas navideñas se pondrá en marcha una «importante reordenación urbanística del entorno del simbólico monumento de las Tres Marinas» -en la confluencia de las calles Arenal, General Pujales y la avenida León Herrero- que tendrá dos fases y que propiciará la transformación del monumento, a efectos de tráfico, en una rotonda «facilitando así el cambio de sentido del tráfico con la intención de mejorar la circulación, visibilidad y seguridad de la zona».

De este modo, explica el Ayuntamiento, se reducirán considerablemente los tiempos empleados en los desplazamientos, ya que evitará tener que rodear el perímetro del parque Almirante Laulhé para, como hasta ahora, realizar un cambio de sentido, «lo que además -añade- tendrá un impacto directo en la reducción de los contaminantes atmosféricos».

Fue en marzo de 2010 cuando desde el Consistorio se decidió que el recinto completo del Parque funcionara como una gigantesca rotonda para el tráfico eliminando el doble sentido de circulación que hasta entonces existía tanto en la calle Arenal como en Doctor Revuelta Soba. La medida se encuadraba en los cambios que se acometieron para encajar la nueva realidad que suponía la peatonalización de la calle Real con las obras del tranvía y la necesidad de dotar a la ciudad de un potente eje circulatorio alternativo integrado por las avenidas Al Ándalus, León Herrero, Arenal y Reyes Católicos que facilitara los desplazamientos de un extremo a otro de la ciudad. cadiz 

La primera de las dos fases de la obra prevista tendrá una inversión de 125.000 euros y se acometerá a principios de año junto a las obras previstas de asfaltado y pintado del entorno del parque, lo que permitirá reordenar ya la circulación.

En esta primera fase, además de actuar sobre asfaltado y pintura, se acometerá una obra para convertirla en una rotonda. Para ello, se eliminará el borde perimetral del monumento, se mejorará la conexión de General Pujales con la subida del Parque y se dará conexión al carril bici entre el Parque y León Herrero.

Desde el Ayuntamiento se refiere la «peligrosidad» que entraña la actual la actual conexión de la calle General Pujales hacia el parque Almirante Laulhé. «Desde que la circulación en torno al parque se convirtió en dos carriles del mismo sentido, esa conexión es un punto negro. Los vehículos que se incorporan tienen nula visibilidad, sin olvidar la presencia de un paso de peatones. Esta actuación permitirá una conexión más segura y fluida tanto para peatones como para vehículos», añade.

La remodelación general de la vía permitirá además la conexión entre los dos carriles bici que discurren por el perímetro del parque Almirante Laulhé y la avenida León Herrero a la altura de la entrada del Real Observatorio de la Armada. Será un carril bici de 2,5 metros de ancho de dos carriles.

Según el equipo de gobierno, «esta nueva planificación urbanística avanza pues en la movilidad sostenible de la ciudad y pone especial atención en la permanente mejora de la calidad del aire y el fomento del uso de la bicicleta como medio alternativo de transporte».

En una segunda fase de la actuación se abordará una actuación de jardinería y embellecimiento del monumento, actualmente degradado por el paso del tiempo. Se bordeará de distintos elementos de jardinería y ampliará su espacio, haciendo de las isletas de pintura actual parte vegetal del entorno del monumento. Esta actuación se hará al mismo tiempo que la de la isleta que se encuentra en la parte superior del Parque, en la confluencia de García de la Herrán con Reyes Católicos.