‘Punk y circo, la lucha continúa’, el que se conoce como el cuarto del Gago, hace frente a las semifinales del COAC 2024.

Para empezar la parodia, el cuarteto ‘Punk y circo, la lucha continúa’ se ponen un vaso y comentan varios aspectos como la separación de Andy y Lucas. Después, cuentan la trayectoria punk del Rata. El Rata dice que España está fatal, pero el Bimbo le dice que depende de cómo se mire. Rompen la puerta de nuevo y cambian de escenario.

El Rata recibe una citación en el Juzgado, les han puesto una multa por okupación. Después, consideran presentarse al COAC o a otros concursos. Hacen cuentas de lo que podrían ganar y el dinero que se gastan en el tipo. Como no se deciden, hacen una encuesta.

Antes de la tanda de cuplés, uno de los componentes echa en falta el pito que tiró al público en la parodia. Encuentra otro y cantan los cuplés. El primero habla sobre la «maternidad» de Ana Obregón y el segundo sobre una peculiar noche de «rave». «Pero sin el Carnaval, la vida a mí no me gusta» es el final del estribillo.

En el popurrí, empiezan con una primera cuarteta dedicada a Cádiz. Después, comentan que se presentarán al concurso de la copla al piropo a Cádiz y comentan el estado de las tuberías de la casa de su abuelo. Piden que Cádiz deje de ser «tan arcaica», citan la aconfesionalidad del Estado presente en la Constitución Española y piden la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

Después, nos canta una alegría sobre la anarquía de Cádiz y la central llama al Bimbo para ordenarle que arreste al grupo. El Bimbo declara que ya no quiere y le pide al grupo unirse «de verdad». Por último, reivindican la precaria situación de la modalidad del cuarteto.

Se despiden estos cuarteteros rockeros y el público aplaude.