El coro de Mérida se presenta un año más en las tablas del Gran Teatro Falla con su propuesta muy colorida: ‘¡Qué orgullo de coro!’.

Las luces apagadas del principio de la presentación contrarrestan el arcoíris que aparece una vez se encienden las luces. Los coristas con sus tipos divididos por grupos en cinco colores (violeta, azul, verde, amarillo, naranja y rojo) presentan la agrupación. Un coro que reivindica la libertad en el amor y en la que canta el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna.

La letra es obra de Antonio Rodríguez Osuna, José Rodríguez y Celia Lafuente. La música es obra de Juanma Braza Benítez ‘El Sheriff’.

El primer tango, de presentación, cuenta cómo la copla tradicional debe ser. «El tango que disfruté (…) en los brazos de mi madre y de mi abuela», así explican que han crecido con el Carnaval de Cádiz. Lanzan por último un piropo a Cádiz, uniéndolo a Extremadura.

La igualdad en el Carnaval de Cádiz es el tema principal del segundo tango. Declaran que el coro es pionero en la inclusión de la mujer en el Carnaval pues desde hace años lo lleva haciendo. «Suerte que son compañeras, coristas y carnavaleras», finalizan la copla.

Estos coloridos soldados presentan su tanda de cuplés al Falla. El primero comenta la cantidad de agrupaciones de fuera de Cádiz que acuden todos los años al COAC. El segundo, la rapidez de la venta de las entradas para el COAC 2024. «Porque en el sexo somos selectos y muy exquisitos… pito, pito, gorgorito» es el final del estribillo.

Para el popurrí, un figurante vestido de drag queen toma el protagonismo en escena bajo un foco. Con un mono rosa fosforito y una gran corona de plumas, baila mientras el coro canta. Dedican varias cuartetas al tema principal del tipo: la libertad y la variedad sexual e identitaria.

Se despiden los coristas extremeños de las tablas del Gran Teatro Falla.