Days
Hours
Minutes

Encuentro vital para la salvación cadista en el que hubo de todo. El Elche, que llegaba a este duelo sin opciones de salvación, ante un Cádiz que no quería especular con ninguna opción que no fuera la victoria. El duelo se inauguró con un fuerte disparo de Nteka que atrapaba Conan en dos tiempos, mientras que sería el conjunto amarillo quien inauguraría el marcador.

A los diez minutos de juego, un disparo fuerte y raso de Fede San Emeterio desde fuera del área iba a ser tocado de tacón por Gonzalo Escalante, desviando el balón lo justo para introducir el esférico en la portería ilicitana y poner el cero a uno en el luminoso.

Minutos más tarde, el cuadro local daba pasos adelante buscando el tanto del empate. Anotó Tete Morente en el 27, pero estaba en posición antirreglamentaria en el momento del remate. Superada la hora de partido, Conan Ledesma realizaba una gran acción personal para evitar el gol, respondiendo Théo con una gran jugada personal que no pudo culminar Lozano al no llegar al centro raso.

En el 37, Nteka enviaba el cuero al fondo de la red, aunque el gol volvería a ser anulado al estar Tete Morente, jugador que centró el balón, en fuera de juego. Minutos antes de llegarse al descanso, Conan Ledesma volvía a aparecer para realizar una gran parada y evitar el uno a uno.

Arrancó el segundo tiempo con un remate a bocajarro de Tete Morente que se fue por encima del larguero. Con el paso de los minutos, los locales seguían buscando el gol hasta que en el 71 lo encontró Lucas Boyé con la cabeza. Un gol con el que no se conformaban los ilicitanos, que fueron a buscar el segundo.

Finalmente, los cadistas lograron alejar el peligro de su portería, llegando a tener algún que otro acercamiento para firmar el empate al final del partido y certificar la permanencia, una temporada más, en LaLiga Santander.

 

El capitán José Mari atendió a los medios del club en el Martínez Valero. «Es un momento muy feliz, un momento que hemos tenido que trabajar mucho y que tenemos que saborear. La estabilidad que está consiguiendo el club es importante para crecer todos de la mano. Ha sido un año difícil, con muchos vaivenes, pero es una salvación muy merecida que el equipo debería haber logrado antes, que se nos ha complicado por detalles».

Toca disfrutar. «Somos un equipo que sabíamos que teníamos que pelear hasta el último momento. El equipo ha hecho un partido muy serio y ahora solo queda disfrutar, y aprovechar para soltar todo el estrés de una temporada complicada».