Days
Hours
Minutes

La chirigota de Antonio Álvarez ‘Bizcocho’, ‘La última y nos vamos’, se presenta sobre las tablas del Falla para luchar por la final del viernes.

Tras la presentación de Eduardo Bablé, la siguiente agrupación de la noche de hoy entra en escena: la chirigota del Bizcocho, ‘La última y nos vamos’. Subidos en su particular Titanic, estos chirigoteros nos cantan la presentación con una música muy pegadiza: «somos la banda del Titanic». Antonio Álvarez ‘Bizcocho’ toca la guitarra en la primera parte del repertorio ya que el guitarra se está recuperando de una operación de urgencias por apendicitis.

El primer pasodoble empieza poniendo de manifiesto que existen diferencias entre las clases sociales mediante la metáfora del Titanic. «Discriminar en lo social para que el de abajo siga abajo», así critican las medidas políticas que favorecen la exclusión social de determinados grupos.

La segunda copla es un homenaje a un autor de Carnaval del que no revelan el nombre. Le dicen que vuelva a la modalidad de chirigota y que lo estarán esperando. Lo definen cómo un autor clásico y modelo para los nuevos autores. Acaban revelando que se trata de José Manuel Soto.

En la tanda de cuplés, la chirigota responde de forma humorística a las críticas a las agrupaciones de Sevilla y comentan los límites del humor en el Carnaval de Cádiz y la reciente polémica con el cuarteto ‘Punk y circo, la lucha continúa’. «Lo cierto es que a mí me cabe el Titanic» es el golpe del estribillo que ya corea el público.

Empiezan el popurrí con la pieza de ‘Entre dos aguas’ de Paco de Lucía, muy al tipo. Después, nos cuentan la verdadera historia del hundimiento del Titanic: el momento en el que se enteraron del choque con el iceberg, cuando no quedaban botes, el momento del hundimiento y la hipotermia en el agua… También dedican una cuarteta a la historia de amor entre Rose y Jack.

El público despide en pie a la chirigota.