101tv Cádiz

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha comparecido este miércoles en el Parlamento de Andalucía a fin de informar sobre la situación de sequía estructural en la comunidad autónoma. Crespo ha puesto en valor que las infraestructuras hidráulicas puestas en marcha por administración andaluza para “perseguir el equilibrio hídrico necesario para mantener los sectores productivos e industria de Andalucía, mejorar el abastecimiento a los municipios y hacer posible seguir la senda de crecimiento económico y social en la que hemos situado a la comunidad autónoma”.

En definitiva “medidas a corto, medio y largo plazo para paliar los efectos actuales y preparar a Andalucía para futuras sequías y los posibles impactos que traiga consigo el cambio climático”. Y es que, según ha reprochado la consejera, “sí las cosas hubieran sido de otra manera, se hubiese preparado a la comunidad autónoma para esta sequía que ahora nos azota, pero antes la política de agua brillaba por su ausencia”.  A diferencia, la consejera ha explicado que el actual ejecutivo andaluz cuenta con “una hoja de ruta seria, la cual está materializada en los tres decretos de sequía y los Planes Hidrológicos ambiciosos en los que la Junta de Andalucía va a asumir el 70% de las inversiones que en este último se contemplan”.

Aunque lo más importante de la acción del ejecutivo andaluz, según la consejera, es que “el 42% de la obra pública de la administración andaluza se corresponde el último año a infraestructuras hidráulicas”, así que éstas están beneficiando ya a 3,2 millones de habitantes de 82 municipios, así como que se está en disposición ya de garantizar 73 hectómetros cúbicos nuevos de aguas regeneradas de cara al próximo mes de septiembre.

Las obras hidráulicas han permitido también una garantía hídrica para más de 17.300 hectáreas de riego, además de reducir pérdidas de agua en las presas por valor de 288 hectómetros cúbicos. La consejera ha subrayado que “trabajamos, desde el minuto uno, por alcanzar un equilibrio hídrico en Andalucía en el marco de una sequía que consideramos que es estructural, por lo que, a diferencia de etapas anteriores en el Gobierno de Andalucía, no solo actuamos en el corto plazo, también en el medio y largo para estar preparados para próximos períodos de intensa sequía”.

Para la consejera, “es fundamental apostar por todas las fuentes hídricas y solo desdeñar demagogias y miradas cortas que lo único que hacen es posicionar a Andalucía en una situación de desventaja con otros territorios con menores dificultades desde el punto de vista hídrico”. Crespo ha insistido en el Parlamento andaluz en que “el agua no debe abordarse como un asunto político sino social y económico”.

Carmen Crespo ha detallado cómo dotaron de planes especiales de actuación para situaciones de alerta y sequía a Andalucía, constituyendo los comités de gestión, el Consejo del Agua de las demarcaciones de las cuencas intracomunitarias, así como el Consejo Andaluz del Agua y la Comisión para la Gestión de la Sequía de las Cuencas Mediterráneas. Todo ello, junto a los tres decretos de sequía aprobados -los dos primeros al 75% de ejecución- y el Plan SOS, un plan de planes para construir la Andalucía hídrica del futuro.

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural ha resaltado las 31 obras hidráulicas que contemplan los tres decretos de sequía y ha hecho un repaso de las 12 que ya se han ejecutado y ha señalado 15 que se encuentran en ejecución, como los terciarios de El Ejido, Roquetas de Mar, La Herradura o Almuñécar, el incremento del bombeo del Bocachanza, la duplicación de la capacidad de la desaladora de Marbella, las conducciones de agua de la zona norte de San Roque o la financiación de la parte que corresponde a los regantes en los desglosados 3 y 9 de las conducciones de la presa de Rules. Sin olvidar el reciente acuerdo con Coprehu y agentes sociales y económicos de la provincia de Huelva para solicitar al Estado la finalización de la presa de Alcolea o que permita a la Junta de Andalucía su ejecución.

Crespo ha indicado, además, la “transparencia del Gobierno andaluz respecto a la situación de sequía, informando cada semana, en el último año, de la situación hídrica en Consejo de Gobierno. La consejera ha agradecido la apuesta del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y de todo el Consejo de Gobierno por paliar los efectos de la sequía”.

En auxilio de los ayuntamientos, la Consejería declaró 17 actuaciones en materia de abastecimiento de interés de la comunidad autónoma para su ejecución, resolviendo los problemas de suministro a 3,6 millones de andaluces de 215 municipios. A ello se suma la utilización de fondos Next Generation, en concreto 12,6 millones de euros, para evitar fugas de agua en municipios de menos de 20.000 habitantes. La consejera ha solicitado una reprogramación de este para poder satisfacer la demanda total de los ayuntamientos, que asciende a 70 millones de euros.

La modernización de regadíos también forma parte de las actuaciones de la administración andaluza, con una inversión en los últimos cuatro años de 200 millones de euros en modernización y eficiencia energética, que ha supuesto un ahorro de 12,17 hectómetros cúbicos de agua al año.

La consejera ha abordado también en el Parlamento de Andalucía la reciente aprobación de los Planes Hidrológicos de las cuencas intracomunitarias andaluzas, que suponen, hasta 2027, una completa planificación y una inversión histórica de 4.455 millones de euros, el 70% a cargo de la Junta.

Finalmente, Carmen Crespo ha incidido en la necesidad de que el Gobierno de España ejecute las obras hidráulicas de interés del Estado pendientes en Andalucía, así como que la Comisión Europea permita a la Junta utilizar fondos propios de desarrollo rural para atender a los sectores más afectados por las consecuencias de la guerra en Ucrania y los efectos de la sequía. La consejera ha recordado la aprobación, el pasado martes en Consejo de Gobierno, de 10 millones de euros en ayudas de mínimis para el porcino ibérico de cebo, el viñedo de vinificación, la apicultura y el castaño, que se suman a los 3,6 millones de euros que se concedieron, también de mínimis, para el sector ganadero. También ha adelantado 5 millones de euros que se suman a los 8,6 ya establecidos para posibilitar el agua para el ganado y que se aprobarán en el próximo Consejo de Gobierno.

Crespo ha hecho hincapié en que “la sequía ha llegado con este Gobierno de Andalucía trabajando para ofrecer las mejores respuestas y soluciones a la ciudadanía, la agricultura y el resto de los sectores productivos, como el industrial o el turístico”.