La Policía Local de Jerez de la Frontera han detenido a dos personas acusadas de agredir a varios agentes cuando trataban de eludir un control de alcoholemia ubicado en la glorieta del Minotauro con el vehículo en el que circulaban, en este municipio gaditano.

Los detenidos pusieron en peligro a uno de los agentes actuantes, que resultó herido al evitar ser atropellado por el turismo que conducían los individuos, mientras que otros fueron agredidos en el momento de la detención, ha indicado el Ayuntamiento de Jerez en una nota.

Los hechos ocurrieron en el transcurso de uno de los controles de alcoholemia programados en la ciudad, cuando un vehículo intentó eludir el dispositivo policial y puso en riesgo con dicha actitud la integridad de uno de los agentes policiales presentes en el mismo al darse a la fuga. El turismo, que fue perseguido por unidades policiales, finalizó su huida embistiendo al vehículo policial que le perseguía, provocándole daños.

Cuando uno de los ocupantes del vehículo fue invitado a bajar del mismo, reaccionó de forma agresiva contra los agentes actuantes, que precisaron atención médica posterior. Es por esto que dicha persona fue detenida como presunto autor de un delito de atentado.

El conductor del vehículo presentaba síntomas evidentes de conducir bajo los efectos del alcohol y se negó a realizar de forma rotunda la prueba de alcoholemia, por lo que fue detenido por tales hechos así como por su conducta agresiva al volante.

Los hechos reseñados ya han sido puestos en conocimiento de la administración de justicia.