Agentes de la Policía Nacional en el marco de la denominada operación Pompón ha desarticulado en el barrio del Saladillo en Algeciras (Cádiz) un clan familiar especializado en el cultivo de marihuana en su modalidad indoor para su posterior venta tanto a organizaciones como de manera directa a consumidores.

En la operación se ha realizado la detención del principal investigado y se ha desmantelado la plantación de marihuana, que contaba con 600 plantas en diferentes estados de floración, cuyo peso total ascendía a 22,3 kilogramos de cogollos de esta droga, como ha indicado la Policía Nacional en una nota.

Esta operación se suma a otros registros realizados en los últimos meses en barriadas de este municipio gaditano como El Saladillo, Centro Bajo o San Bernabé.

La investigación comenzó cuando agentes de la Policía Nacional detectaron movimientos de ventas de marihuana desde el citado domicilio a diferentes compradores y en diferentes cantidades. Como consecuencia de ello, se iniciaron vigilancias para detectar el origen de la sustancia y las personas implicadas en el mantenimiento y cuidado de la plantación.

Tras estas vigilancias, se detectó que dentro del domicilio había distintas estancias dedicadas al cultivo de marihuana, cada una de ellas conteniendo plantas en diferentes estados de gestación, lo que permitía al clan familiar poder realizar ventas de la sustancia estupefaciente de manera continuada y sin tener que esperar al florecimiento de toda la plantación.

Los agentes, tras solicitar a la autoridad judicial los mandamientos judiciales, procedieron a realizar las diligencias de entrada y registro en el domicilio del principal investigado, situado en la barriada del Saladillo. Así, como resultado de la operación se concluyó con la desmantelación de una plantación de marihuana indoor en la que se encontraron 600 plantas en diferentes estados de floración. Éstas estaban repartidas en varias habitaciones para su posterior cortado y secado, siendo el peso total intervenido de 22,3 kilogramos de cogollos de marihuana.

Todas las habitaciones se encontraban perfectamente acondicionadas con avanzados sistemas eléctricos de iluminación y ventilación con el objetivo de crear condiciones adecuadas para su desarrollo. Además, se hallaron diferentes útiles para el cultivo como fertilizantes. Dicha instalación contaba con enganches ilegales a la red del suministro eléctrico, provocando perjuicios a los vecinos de la zona como interrupciones en el suministro eléctrico de sus viviendas o incluso llegando a provocar incendios de magnitud considerable.

El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Algeciras y la investigación continúa abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones relacionadas con los hechos investigados.