Days
Hours
Minutes

La Guardia Civil, en el marco de la ‘Operación Inbalu/Lonas’, ha detenido a cuatro personas como presuntos responsables del homicidio de un inmigrante que fue arrojado al mar junto a otras seis personas cuando viajaban en una embarcación recreativa esperando llegar a la playa conocida como ‘La Pequeña Lulú’ en los Caños de Meca, en Barbate (Cádiz). Cuatro detenidos por arrojar al mar a un inmigrante. Cuatro personas como presuntos responsables del homicidio de un inmigrante que fue arrojado al mar junto en los Caños

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, los hechos tuvieron lugar el pasado día 21 de octubre alrededor de las 14,00 horas, cuando unidades de Seguridad Ciudadana recibieron el aviso de la Central Operativa Compleja donde informaba de la presencia de siete personas en el agua y aún lejos de la orilla que se encontraban a la deriva, angustiados y agotados por sus incansables intentos de llegar a tierra firme.

Una vez rescatados, uno de ellos fue atendido de forma urgente por los agentes y el servicio médico, pero desgraciadamente hubo que lamentar su fallecimiento.

Por estos hechos se abrió una investigación y el las primeras actuaciones se determinó que las víctimas eran transportadas en una embarcación recreativa por varios contrabandistas con la única intención de lucrarse con la introducción ilegal de inmigrantes por vía marítima y que, unos metros antes de llegar a la costa gaditana, fueron arrojados al mar «con total desprecio hacia sus vidas».

Durante el desarrollo de las investigaciones, los agentes consiguieron identificar a cuatro personas como responsables de estos hechos, que además seguían manteniendo su actividad delictiva en el mar con la comisión de un delito de tráfico de drogas tras el intento frustrado de un alijo de drogas en el puerto pesquero de Barbate con numerosos fardos de arpillera de hachís.

Así, la madrugada del pasado 19 de noviembre la Guardia Civil procedió a la explotación de la operación donde se efectuaron cinco entradas y registros domiciliarios más un registro de una embarcación recreativa. Finalmente, los agentes procedieron a la detención de cuatro personas como supuestos autores de un delito de homicidio, un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y otro contra la salud pública.