101tv Cádiz

Deportistas olímpicos, representantes del Comité Olímpico Español y del Ayuntamiento de Cádiz, dirigentes de federaciones olímpica y no olímpica y destacadas figuras del sector universitario han participado hoy en la I Conferencia del Carbono Azul y Cambio Climático. Una Conferencia organizada por el Comité Olímpico Español y el Ayuntamiento de Cádiz, con la colaboración del Consejo Superior de Deportes y el patrocinio del Grupo Iberostar.

Durante toda la mañana se ha debatido en el Palacio de Congresos de Cádiz sobre la necesidad de concienciar al sector deportivo, a las administraciones públicas, al sector privado y a la sociedad en general de la necesidad de actuar contra el calentamiento global y de la oportunidad que supone el Carbono Azul.

El presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, ha querido agradecer tanto al Ayuntamiento de Cádiz como al Grupo Iberostar su compromiso para luchar conjuntamente por un mundo mejor y más sostenible, y ha recordado que “el Comité Olímpico Español tiene un fuerte compromiso de ser parte de la solución” y “ser un referente para el resto del deporte español, de la sociedad española y del movimiento olímpico internacional”, ha declarado.

Además, el dirigente de la entidad olímpica ha recordado que el COE, como socio fundador firmó junto con las Naciones Unidas el compromiso Sports for Nature: “Nuestro objetivo es establecer una acción transformadora para la naturaleza a través del deporte, con el año 2030 como objetivo, pero con la meta de ir más allá. Somos el primer comité olímpico del mundo en firmar este compromiso y esta conferencia es nuestro primer paso”, ha concluido.

El regidor gaditano, que también ha participado en el acto de apertura, ha resaltado el “privilegio” que supone para Cádiz “acoger la primera de la que esperamos sea una larga serie de citas en diferentes puntos de la geografía nacional para concienciar sobre la importancia de combatir el calentamiento global mediante la reforestación de praderas marinas y el fomento de la biodiversidad en nuestras aguas, fomentando la generación del llamado carbono azul”.

González ha destacado que la capital gaditana está “íntimamente ligada al mar”. “El mar nos rodea, nos alimenta, nos cuida, nos protege y nos ha protegido a lo largo de los siglos. Y es un trabajo de todos devolverle el favor, sabiendo además los efectos tan positivos que tiene su cuidado en la lucha contra el calentamiento global y la protección del medio ambiente, ya que los sumideros de carbono azul son fundamentales para mitigar los efectos de las crecientes emisiones de CO2, a nivel local y global”.

La I Conferencia del Carbono azul ha contado con una ponencia del profesor Carlos Duarte, asesor del COE en esta materia y con dos mesas redondas.

La primera, que ha abordado la reforestación de praderas marinas como modelo de compensación de huella de carbono, la han formado 3 expertos de la Universidad de Cádiz que aportaron una visión científica y técnica sobre la materia: D. Fernando G. Brun, responsable del Laboratorio de Carbono Azul; D. José Lucas Pérez Llorens, presidente de la Sociedad Española de Ficología; y D. Fidel Echevarría, coordinador General de la Univ. Europea de los Mares (SEA-EU).

La segunda mesa redonda, moderada por el director de Marketing, Sostenibilidad y RRHH del COE, Manuel Parga, ha expuesto el deporte como impulsor de proyectos de reforestación para la compensación de huella de carbono. La mesa contó con la participación de José Ramón Páez Pareja, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Cádiz; Asunción Loriente, presidenta de la Federación Español de Remo; Rodrigo González Dávila, responsable de Medioambiente de la Federación Española de Pesca y Casting; además de los deportistas olímpicos Marina Alabau (windsurf), Jaime Canalejo y Javier García (remo).

Por último, Sandra Benbeniste, directora de Sostenibilidad del área EMEA del Grupo Iberostar, se encargó de presentar la estrategia sobre esta materia.

Este se trata del primer encuentro de una serie de conferencias que se desarrollarán durante 2023 y 2024 y con las que el COE quiere poner de manifiesto la necesidad de contrarrestar el calentamiento global mediante la reforestación de praderas y el fomento de la biodiversidad marina.