101tv Cádiz

Efectivos del Consorcio de Bomberos de la Provincia de Cádiz de los parques de Villamartín y Olvera han necesitado más de cuatro horas y 8.000 litros de agua para sofocar el incendio declarado esta pasada noche en una unifamiliar de construcción antigua y vigas de madera en el municipio de Alcalá del Valle, la cual quedó completamente calcinada por las llamas.

Según ha explicado el Consorcio en la red social X, el aviso que se produjo sobre las 20,00 horas de la tarde del lunes alertaba de un incendio en una vivienda de la calle Cristo de la Misericordia en el citado municipio de la sierra gaditana.

A la llegada de los bomberos, el incendio ya estaba muy avanzado y la vivienda ardiendo en su totalidad, saliendo las llamas por la puerta y por las ventanas. Afortunadamente, su ocupante, una persona con síndrome de Diógenes, no se encontraba en el interior de la misma.

La intervención ha sido «larga y complicada» debido a la cantidad de material en combustión existente en el interior de la vivienda, como ha apuntado el Consorcio. De hecho, una vez controlado el incendio hubo que remover los restos, siendo necesario utilizar en la extinción 8.000 litros de agua.

Ante la dificultad de esta actuación, en la que han participado dos dotaciones de bomberos del parque de Olvera y Villamartín con tres vehículos –dos autobombas urbanas ligeras (BUL) y una rural pesada que se desplaza desde Olvera–, fue necesario un refuerzo del parque de Olvera, que envió hasta el lugar un segundo vehículo.

Así se han utilizado equipos de respiración autónoma, mangueras de 25 y 45 milímetros y herramientas de mano. Tras la extinción del fuego se procedió a realizar una ventilación forzada y a inspeccionar y sanear la vivienda, que ha quedado calcinada, y cuyo origen no ha sido determinado.