Days
Hours
Minutes

La ciudadanía de Barbate está llamada este domingo 25 de febrero a participar en una manifestación bajo el lema ‘Por la dignidad de Barbate’ en la que se ponga de manifiesto «el hartazgo» que existe en el pueblo por vincularse su imagen con la del narcotráfico, tras los trágicos sucesos ocurridos el pasado viernes 9 de febrero en los que dos guardias civiles perdieron la vida al ser arrollados por una narcolancha en el puerto de este municipio gaditano.

El Ayuntamiento y la Corporación municipal al completo han convocado esta manifestación que se ha programado para a las 12,00 horas desde la Plaza de la Inmaculada y donde. al terminar la misma. se llevará a cabo la lectura de una declaración institucional consensuada con todos los partidos políticos representados en el Consitorio, en el que se reflejará el compromiso unánime de trabajar juntos por este municipio.

Esta convocatoria se produce en respuesta a lo acontecido tras la muerte de dos agentes de la Guardia Civil al ser arrollados por una narcolancha en el puerto barbateño. Una circunstancia que «pone en evidencia» las carencias existentes en estas instalaciones en materia de seguridad, algo que desde el Gobierno local «llevan años denunciando», como ha indicado el alcalde Miguel Molina.

Esta falta de vigilancia propició que los presuntos narcotraficantes, ya detenidos y en prisión, se refugiasen del temporal en esta zona, para después producirse el ataque a una zodiac de la Guardia Civil y con ello la muerte de dos agentes. El propósito de esta manifestación es su apoyo y solidaridad con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y exigir «mayores recursos humanos y materiales» para que los cuerpos de seguridad puedan realizar su labor «con garantías de seguridad».

El primer edil ha expresado también que con esta concentración se quiere difundir una imagen de «unidad, tranquilidad y de que Barbate sigue siendo un pueblo seguro» que «no vive del narcotráfico», lamentando que se esté relacionando el nombre del pueblo con este tipo de actividades delictivas.

«Aquí no hay sensación de miedo, no hay sensación de que parece que estemos en Beirut o en el Líbano. Aquí lo que hay es una sensación de tranquilidad, de normalidad y de hartazgo ante una situación que es injusta totalmente, porque Barbate, nosotros también nos sentimos un poco víctimas de la situación», ha manifestado el alcalde a ese respecto.