El Ayuntamiento de Cádiz ha lamentado este viernes los incidentes que han sufrido algunas agrupaciones callejeras de carnaval y ha hecho un llamamiento a «la convivencia» entre vecinos del casco histórico de la ciudad y estas actuaciones en sus calles para evitar estas situaciones.

La petición municipal se produce después de que un vecino lanzase un cubo de agua a una callejera que estaba cantando ya de madrugada cerca de su ventana.

Según ha recogido el Ayuntamiento en una nota, la teniente de alcalde delegada de Fiestas, Beatriz Gandullo, ha instado a que las agrupaciones que sufran «cualquier tipo de incidente» como éste lo denuncien, mientras que a los residentes del centro les ha recordado que si creen que «se están conculcando sus derechos, tiene otras vías para que se cumplan», pero «en ningún caso», ha advertido, «lanzando cubos de agua o con otras sustancias a los miembros de las agrupaciones».

Gandullo ha recordado que las actuaciones de agrupaciones en cualquier rincón del casco histórico son «una parte esencial» de la fiesta y «lo que nos hace tener un carnaval absolutamente diferente a cualquier otro».

Como ha defendido, estas actuaciones improvisadas son «uno de los sellos que tiene esta fiesta tanto para los gaditanos y gaditanas, como para las personas que nos visitan para vivir una fiesta que es inigualable», en referencia a esas agrupaciones que no actúan en el concurso del Falla pero que son características del carnaval en la calle en Cádiz capital.