La Guardia Civil ha realizado una nueva detención, por lo que son ya tres las personas detenidas, como presuntos implicados en los altercados que se registraron en la tarde de este martes a las puertas del cuartel de Barbate (Cádiz).

Cabe recordar que, según han confirmado fuentes de la Guardia Civil, los dos primeros detenidos son hermanosy habrían participado en el altercado en el que una veintena de personas, con diversos antecedentes, se habían desplazado al cuartel profiriendo amenazas e increpando a los guardias civiles que allí se encontraban.

La Guardia Civil está instruyendo las diligencias oportunas a este respecto para esclarecer los hechos y determinar la responsabilidad de los actuales detenidos y de los que puedan producirse en el futuro.

El incidente relatado en el cuartel de la Guardia Civil de Barbate ocurrió minutos después de que una patrulla parara a un coche que circulaba a gran velocidad con cuatro hombres mayores de edad en su interior. Tras darle alcance, ordenaron a sus ocupantes que abandonaran el vehículo.

En ese momento, uno de ellos se introdujo nuevamente en el vehículo, dando un acelerón que estuvo a punto de arrollar a uno de los agentes de la Guardia Civil. Estos les recriminaron el acto y los cuatro sujetos comenzaron a increparles en ese mismo lugar.

Una hora después de este suceso, unas 20 personas, entre las que se encontraban dos de los ocupantes del vehículo –hermanos junto con otro varón y una mujer– se personaron en el puesto de Barbate y comenzaron a increpar a los agentes allí presentes.

Fuentes de la Guardia Civil han indicado que la veintena de individuos son casi todos pertenecientes a una misma familia conocida de la zona que, además, acumulan varios delitos de tráfico de drogas, lesiones, amenazas, delitos contra la seguridad vial y contra el patrimonio, entre otros.